ir al INICIO
 
English
 

exposiciones

_ Exposición en curso    /   _ Exposiciones anteriores    /    _ Próximas exposiciones

Adrian Schiess

...

    Ver obras (+)
Adrian Schiess nació en Zürich, Suiza, en 1959 y vive en Mouans-Sartoux, un pueblo en el sur de Francia. Representó a Suiza en la Bienal de Venecia en 1990, participó en la Documenta IX de Kassel, y más recientemente ha expuesto en la Renaissance Society de Chicago, el Neues Museum de Nuremberg, Museo Serralves, Oporto, ZKM de Karlsruhe, Alemania, o la Albright-Knox Art Gallery en Buffalo, N.Y. Ahora mismo y desde octubre ’07 puede verse su exposición Off the Wall en el Indianapolis Art Museum hasta el 27 de abril. Galería Distrito Cu4tro tiene el gusto de mostrar su pintura más reciente.

El artista Adrian Schiess lleva exponiendo internacionalmente sus planchas denominadas “flat” paintings (pinturas “planas”) desde 1987. Estos grandes paneles de aluminio, de los que se compone en su mayoría esta exposición, pueden ser esmaltes, o bien impresiones digitales laqueadas. Adrian Schiess tiene una norma para estos paneles: nunca van colgados, sino dejados horizontalmente en el suelo o apoyados contra la pared –de hecho, son susceptibles de adoptar diferentes formatos de presentación: tanto pueden verse apilados uno sobre otro dando pie a una instalación a gran escala, como en solitario, o en sutiles arreglos. Las brillantes superficies tienen la intención de reflejar el paso del tiempo, la luz y las personas que se encuentren en su entorno. Los cambios que se vayan dando en la luz con el paso del día, en el tiempo y la vegetación con el paso de las estaciones, podrán alterar el color durante el curso de una exposición. Adrian Schiess en cierto modo utiliza la galería como estudio provisional en el que produce su singular proyecto pictórico. Citando al artista, “Las pinturas en planchas han de entenderse como obras conceptuales concebidas como una obra única en evolución. Para mí, el número permanentemente en aumento de esas planchas forma una única entidad, un cuadro enorme en constante crecimiento sobre el que nunca dejo de trabajar. Cada plancha funciona como un fragmento, una pieza de mosaico o incluso de píxel. De manera que en cualquiera de las planchas, así como en cualquier composición de varias planchas, veo fragmentos de un trabajo en evolución, de una pintura abierta hasta el infinito, cuya superficie refleja imágenes eternamente fugaces de la realidad y del presente”

Y refiriéndose a sus planchas monocromas, Shiess dice que sueña con colores que flotan, de ahí que una misma plancha sea morada, azul o verde. Esto está relacionado con el modo en que asocia la idea de espacios interiores con el color. La relación del color con el espacio le importa mucho más que su conexión con la forma, que para él es algo secundario. La pintura siempre está estrechamente ligada a la materia.