ir al INICIO
 
English
 

exposiciones

_ Exposición en curso    /   _ Exposiciones anteriores    /    _ Próximas exposiciones

Pia Fries

Plumbago

    Ver obras (+)
Pia Fries (Suiza 1955) vuelve a mostrar su obra más reciente en Distrito Cu4tro, dos años y medio después de su exposición ORNITHOLOGY, en 2004. En los dos años transcurridos desde entonces, la artista ha expuesto de manera individual en Europa: Bernard Jacobson Gallery, Londres (2006), Art unlimited, ART BASEL (2005), Galerie Nelson, Paris (2005), Galeria Filomena Soares, Lisboa (2005), y en Estados Unidos: GRG Gallery Nueva York (2004), Christopher Grimes Gallery, Santa Monica L.A. (2005), Aurobora Press, San Francisco, C.A, y ha participado en varias colectivas, tambien en ambos continentes, entre ellas en Kunstmuseum Winterthur, Suiza (2005), Extreme Abstraction, comisariada por Claire Scheneider en Albrighty-Knox Art Gallery, Nueva York (2005). En 2007 expondrá en Kunstmuseum Winterthur, Suiza.

El móvil que impulsa la creación artística de la pintora, que vive y trabaja en Düsseldorf, se refiere a las condiciones y posibilidades que conlleva profundizar en la pintura no figurativa. Una y otra vez Fries se cuestiona su propia manera de proceder. Ya desde el principio, el carácter "procesual" de la actividad pictórica se situó en el centro mismo de su pensamiento artístico, carácter que en sus cuadros se refleja sin embargo menos como gestos que como huella de una acción que para el espectador que contempla sus cuadros permanece siempre visible.

Desde hace unos años, Pia Fries viene confrontándose con el modo de reproducción de la serigrafía, así como con la problemática de la imagen reproducible por medios técnicos y su significado para la pintura. Al principio reflejaba con ello los fundamentos de su pintura, en tanto devolvía el material de su trabajo artístico en forma de elementos coloreados individuales capturados fotográficamente, y reaccionaba ante las serigrafías resultantes -que, aunque abstractas, desplegaban sin embargo un acusado efecto ilusionista debido a su reproducción fotomecánica-, mediante intervenciones pictóricas concretas.

En el nuevo conjunto de obras de la artista, los "no colores" negro y blanco adquieren un papel dominante. Se hacen austeros, casi siempre acentuados por colores cálidos. Contrastes, inversiones y desdoblamientos forman motivos importantes. Junto con las superficies geométricas blancas y negras que aparecen en los nuevos trabajos, se reformula la pregunta sobre el espacio pictórico en relación con el cuadro concreto como objeto y como cuerpo. Las múltiples inversiones entre figura y fondo, los solapamientos, giros y efectos visuales de equilibrio precario, conceden a los motivos una dinámica que se aleja del sentido unívoco. Por tanto, puesto que no hay una lectura unívoca para estos cuadros, estos se remiten a sí mismos una y otra vez. De este modo, el espectador llega a ser consciente del carácter siempre inconcluso de su propia percepción visual.