ir al INICIO
 
English
 

exposiciones

_ Exposición en curso    /   _ Exposiciones anteriores    /    _ Próximas exposiciones

Daniele Galliano

Inadecuados

    Ver obras (+)
Cuando Daniele Galliano autocalifica sus personajes y los sujetos de estas obras que presenta como inadecuados, subraya retóricamente lo que sus obras ya dicen e implican: margen, límite, frontera del sentido, “periferia del cuerpo y del alma”. Estas "rarezas" inadecuadas y acaso incómodas que nos convocan en la galería madrileña Distrito 4 conformarían para Galliano la esencia misma del hecho artístico de la que su obra entera es reflejo y ejemplo.

La vinculación de la pintura de Galliano a las vanguardias históricas del siglo XX es decisiva tanto en su desarrollo como en su apreciación artística, fundamentalmente porque conecta la visión que el pintor tiene del mundo y que presumimos le rodea, como la música contemporánea, el porno y la noche, con la precariedad de la oscuridad y de la fugacidad de la vida.

Galliano comparte con los impresionistas ese gusto por lo fugaz. Sus pinturas son ajenas a la fijación y si acaso se detienen es en lo pasajero: en los paseantes anónimos y la vejez sin nombre; en la prostituta que de mano en mano va; en un muchacho cualquiera y la cantante de turno …. La pornografía o el erotismo en la obra de Galliano serían paralelos a lo que el desnudo en los Impresionistas: un bello escándalo, algo inadecuado a la luz; incluso en la vida vertiginosa que padecemos hoy, donde la masacre, la sangre y lo mórbido, resultan menos censurables que unos hermosos pechos femeninos.